5 de noviembre - Creación de la Biblioteca Nacional de Maestros

¿Cuál es tu libro favorito?


Historia de la Biblioteca Nacional de Maestros

Su origen se remonta a 1870, cuando durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento se crea una Biblioteca y Reparto de Libros, con la finalidad de "cuidar escrupulosamente las publicaciones oficiales".

A lo largo de sus más de ciento treinta años ha ido creciendo e incorporando nuevas colecciones y funciones, y hoy es un importante organismo de acción federal, que depende de la Subsecretaría de Equidad y Calidad del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

Su misión es sostener y profundizar las acciones que posicionan a la Biblioteca Nacional de Maestros como centro de referencia nacional para la gestión de la información y del conocimiento dentro del sistema educativo.

En el marco de la Ley Federal de Educación, la Biblioteca Nacional de Maestros y el Centro Nacional de Información Educativa tienen como objetivo el conformarse en las instituciones líderes de un consorcio de información educativa articulado desde el Ministerio de Educación.

Estas dos unidades primarias de información: la Biblioteca Nacional de Maestros y el Centro Nacional de Información y Documentación Educativa. Ambas coordinan un consorcio de información cuya acción federal se traduce en el Sistema Nacional de Información Educativa (SNIE), que nuclea 24 Centros Jurisdiccionales y la Red Nacional de Bibliotecas Pedagógicas, compuesta por 41 bibliotecas pedagógicas situadas en bibliotecas provinciales y populares.

A ellas se suma desde hace dos años una trama institucional entrelazada íntimamente con el sistema educativo: la constituida por las bibliotecas escolares.


Entre sus objetivos se distinguen:

• Conservar, producir, diseminar y administrar información sobre educación, actualizada y en tiempo real, que permita a todos aquellos actores que están involucrados de una manera u otra con el quehacer educativo, hacer uso de ella en espacios reales y virtuales para su capacitación, actualización, utilización en el aula y en la biblioteca escolar, propiciando la investigación y desarrollo de productos bibliográficos en soporte multimedia, electrónico y digital.

• Encuadrar al Centro Nacional de Información Educativa en un marco nacional e internacional en donde pueda integrarse a las entidades bibliotecarias y de información documental educativa.

• Desarrollar y actualizar nuestras redes federales (SNIE, Bibliotecas Pedagógicas) y las bibliotecas escolares y especializadas del sistema educativo nacional.

• Apoyar junto con la Biblioteca Nacional, la Biblioteca del Congreso, la Comisión Nacional Protectora de las Bibliotecas Populares (CONABIP), el Archivo General de la Nación y la red de bibliotecas universitarias, las acciones que se desarrollen para la construcción de un sistema nacional de bibliotecas y una política bibliotecaria federal integrada.

• Participar de las acciones consensuadas en RECIARIA, como miembro coordinador de las redes que nos competen.

• Participar en otras redes de bibliotecas nacionales e internacionales y apoyar las acciones de las asociaciones de bibliotecas internacionales.


Carta Compromiso con el Ciudadano.

La BNM comenzó una nueva etapa institucional a partir de julio de 2001, al firmar su primera Carta Compromiso con el Ciudadano. Una etapa que viró la mirada de sus acciones hacia un espejo donde se reflejaban las inquietudes de los ciudadanos con sus demandas de información y conocimiento, sus sugerencias, sus requerimientos, y las expectativas e ilusiones de encontrar en su ámbito la respuesta esperada. Esto abrió espacios reales de calidad y participación a los usuarios de la comunidad educativa.


En diciembre de 2002 firmó su segunda carta, y se traslada ahora hacia espacios remotos. Los esfuerzos y logros que desde 1995 viene sosteniendo la institución para extenderse más allá de la geografía y del reloj, tienen hoy un desafío mayor: el de acoplarse y ser la médula de un segundo compromiso con el ciudadano, materializado en la carta, cuyo eje es el ciudadano en la virtualidad.

DERECHOS Y OBLIGACIONES EN RELACIÓN A NUESTROS SERVICIOS

Conforme a lo establecido en el artículo 3 del decreto 229/2000, la BNM se compromete a lograr una mayor receptividad y mejor respuesta a las necesidades y expectativas de los ciudadanos en la prestación de los servicios. En este marco, los usuarios de los servicios que brinda la BNM, tienen los siguientes derechos y obligaciones:

Los Derechos del Usuario

• Acceder en forma libre y gratuita a los servicios e instalaciones de la BNM.
• Utilizar los servicios que brinda la Biblioteca en sus dos modalidades: in situ: consultas sobre temas de su interés, en las diversas salas, mediante los diferentes soportes técnicos. remotos: consultas a través de Internet, e-mail, teléfono y fax.
• Asociarse a la institución.
• Acceder a la credencial: se solicitan distintos requisitos según tipo de usuario: 
• Fotocopia de la primera y segunda hoja del Documento Nacional de Identidad (D; I; M; B)
• Fotocopia del recibo de sueldo (D; M)
• Constancia de la institución en la que se desempeña o del Instituto de Formación Docente en el que estudia (D; I; B)
• Si es investigador independiente deberá presentar a la Dirección una nota personal.
• Acceder al préstamo personal de libros respecto de determinados usuarios
• Acceder al préstamo interbibliotecario.
• Recibir un trato cortés y eficiente del personal especializado.
• Permanecer en un ambiente agradable, apto para el desarrollo de su actividad en todo el ámbito de la BNM.
• Disponer de un sistema de quejas de fácil acceso.

Las Obligaciones del Usuario

• Presentar la credencial o el documento personal -vigente- que acredite su identidad, al ingresar a la BNM.
• Permitir que el personal de Seguridad revise sus pertenencias, susceptibles de inspección, y depositar los elementos en los anaqueles dispuestos a tal efecto.
• Observar una conducta adecuada al ámbito de estudio.
• Utilizar correctamente el material y los equipos.
• Respetar el tiempo estipulado para el uso de Internet y de computadoras.
• Dejar en el lugar indicado por el personal de la sala, el material solicitado cuando finalice la consulta, en las mismas condiciones en que fue recibido.

No se Permite en todo el Ámbito de la BNM

• Ingresar con envases, comidas, bebidas, mascotas o elementos que puedan ocasionar daño a las personas o al patrimonio de la institución.
• Mantener actitudes que impidan a otros usuarios continuar utilizando el servicio.
• Retirar material de las salas.
• Fumar.
• Utilizar teléfonos celulares y grabadores o radios sin audífonos (en las salas de consulta).
• Mutilar o dañar material y equipos, según lo establece el Código Penal en sus artículos 183 y 184. 
• Extraer cualquier material o equipos de la BNM sin la correspondiente autorización.

FUENTE: CARTA COMPROMISO CON EL CIUDADANO- BNMAESTROS

Comentarios

Entradas populares de este blog

SADOP OSDOP: Cartilla de Prestadores 2021

Simulador de Sueldos SADOP: calculá tu salario