viernes, 3 de marzo de 2017

¿Voluntarios en la educación?

Desde Sadop creemos que el voluntariado para reemplazar a los docentes que están ejerciendo su derecho a la huelga, es inadmisible en lo moral y en su legalidad.



La tarea docente es una actividad profesional ejecutada por adultos formados y capacitados para ello, que se practica en el marco de las reglas y normas de las instituciones educativas.
¿Cómo podemos dejar en manos de desconocidos a nuestros niños y adolescentes?
De ninguna manera un grupo de voluntarios puede tener en sus manos la educación y contención de los alumnos y alumnas. 
No podemos permitir que la educación sea abordada por personas desconocidas, que ocupen el tiempo de nuestros alumnos/as sin ningún tipo de preparación, contralor, supervisión, ni marco institucional.
¿Qué clase de sociedad irresponsable quiere generar este gobierno?
Lo único que pretende con esta infortunada acción, es que los padres tengan un lugar para dejar a sus hijos y puedan ir a trabajar, y desvalorizar por completo el rol del docente, bastante vapuleado en estos tiempos.
La idea de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, de convocar a voluntarios para dar clases la próxima semana, habla a las claras de la falta de importancia que el gobierno le otorga a la Educación.
Y aún más peligroso es el discurso totalmente contradictorio que tiene el Gobierno Nacional respecto de la Educación.
En el último programa lanzado por el Gobierno “Compromiso por la Educación”, se habló y se hizo hincapié en “revalorizar el reconocimiento social del docente”. 
El voluntariado está en la vereda de enfrente de esta proclamación de parte del gobierno. Éste hecho promueve que el discurso y el accionar de la política gubernamental pierdan autoridad ante el pueblo argentino y, en especial, ante los docentes. Y es en la escuela donde se fragua la solución a los problemas de la sociedad. ¿O acaso no quieren que se solucione nada y que todo siga igual?
Estos hechos marcan a las claras que cuando se trata de recortar el gasto público, la primera variable de ajuste es la Educación.
Desde Sadop insistimos y sostenemos que debemos tener un proyecto de país que nos direccione (que proteja la vida en democracia, la formación de los ciudadanos, la integración latinoamericana, el respeto por los derechos humanos y la soberanía de los pueblos) y de esa manera validar el proyecto educativo y sostenerlo más allá de los colores políticos circunstanciales que tengamos.
La educación argentina NO ES UNA CIRCUNSTANCIA, es LA COLUMNA VERTEBRAL DE UN PAÍS que apuesta a la justicia social y al crecimiento integral de un pueblo.
El Estado tiene que dedicar tiempo y esfuerzo a servir a los educadores y alumnos y NO servirse de ellos para hacer proselitismo de campañas pre-electorales.
Más pertinente sería que presente una propuesta de salario digna para el sector docente y no que ponga todo su esfuerzo en hacer aparecer a los educadores como los culpables del conflicto
Desde Sadop hacemos un llamado a que todos los ciudadanos nos sintamos responsables del buen funcionamiento de la educación, sosteniendo desde los dichos hasta los hechos, EN EL VALOR QUE TIENEN LOS EDUCADORES dentro de nuestro país.
Que no pueden ser suplantados por un grupo de voluntarios, que solo genera opresión y violencia dentro de los distintos sectores de trabajadores. O sea, se estimula la confrontación entre el pueblo, se ensancha "la grieta" que el Macrismo tanto criticó en el gobierno anterior.
Una vez más, Sadop invita a todos los profesores argentinos que, frente a las dificultades, elijan siempre el camino de la participación solidaria y activa para convertir aquellos signos menos que tenemos en educación, en signos más y hacer una Argentina que a través de la Educación nos incluya a TODOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario